Interpretación, si cabe, del R.D.1627/97 a Obras sin proyecto.

23 10 2015

Para comenzar a desarrollar los documentos necesarios para Obras sin proyecto es necesario recordar que obras son aquellas a las que no se les exige proyecto, éstas son:

  • Obras de corta duración
  • Obras en periodo de garantía
  • Obras de conservación de Infraestructuras
  • Obras menores
  • Obras de emergencia

A pesar de no ser necesario un proyecto, si se les exige una gestión preventiva en las obras, es decir, la justificación de aspectos como: identificación de los agentes que participan en la misma, identificación y evaluación de los riesgos, identificación de la prevención necesaria antes de comenzar la obra y la coordinación de actividades empresariales.

Vamos pora partes a explicar las exigencias de la gestión de la prevención:

Identificar a los agentes participantes de la actividad, tal como nos indica el RD 1627/97 y manteniendo el mismo criterio, a pesar de la inexistencia de proyectista y de coordinador de seguridad y salud en fase proyecto y de dirección facultativa, el resto de  agentes intervinientes si deben de identificarse.

Para la parte de la identificaicón de riesgos y evaluación de los mismos: Aquí no solo nos planteamos seguir el criterio del RD1627/97, sino que incoporamos la orden TIN/1071/2010 del 27 de abril sobre requisitos y datos que debe de reunir la apertura de un centro de trabajo, hace que sea obligatorio la evaluación de los riesgos a pesar de no ser exigible un plan de seguridad y salud.

Por tanto al ser un centro de trabajo se aplica plenamente la Ley 31/95 de Prevención de riesgos laborales, y por tanto, toda empresa organizará su actividad preventiva con arreglo a alguna de las modalidades establecidas en el RD39/1997 ,de los servicios de prevención , por lo que se determina un plan de prevención único, cuyo objetivo es la evaluación de los riesgos y la planificación de la actividad preventiva, independientemente del número de centros de trabajo en los que los trabajadores prestan sus servicios. Y dado que, en las obras se ejecutan actividades no recogidas en la evaluación general de la empresa, como son las actividades de las subcontratas, y que cada obra necesita una planificación de la prevención diferente, concluímos que la evaluación de los riesgos mendionada en la orden TIN/1071/2010 debe ajustarse adecuadamente a cada obra.

Además, la misma orden mencionada y el R.D.1627/97 aplicamos el mismo criterio, con alguna salvedad:

1.Definir el objeto de la obra:

Si el promotor es una administración pública se aportará un pliego de condiciones técnicas(define el objeto del proyecto) y otro de condiciones administrativas. Como estamos en el caso de que la obra no necesite proyecto, si podemos sustituir el pliego de condiciones técnicas por la Memoria Técnica Valorada.

Si el promotor que ejecuta una obra sin proyeco necesita la contratación de varios contratistas, está obligado a informar a los empresarios concurrentes de los riesgos del centro de trabajo y las medidas de emergencia que se deben aplicar. Siempre se informará antes del incio de la actividad y en el caso de que se produzca un cambio en los riesgos del centro trabajo. Esta evaluación de riesgos seguirá las indicaciones de la orden TIN para que cada contratista cuente con la infomación suficiente para determinar sus propios métodos de trabajo.

2. La evaluación de riesgos del contratista incluirá la totalitdad de la actividad contratada, que se actualizará cuando sea necesario.

El ser una exigencia en toda empresa la evaluación de los riesgos, cada subcontrata debe de elaborar la suya quedando, de esta menera, integrada en la evalucación del contratista principal para evitar incopatibilidades. En el caso de autónomos, como mínimo deberán de aportar la información de los riesgos que generan sus actividades para en el resto de trabajadores que concurren en la obra.

La evauación de los riesgos, al formar parte de la actividad preventiva de la empresa, se debe de desarrollar según las modalidades establecidas en el RD39/1997 de los servicios de prevención, excluida evidentemente, la modalidad de asunción personal por el empresario.

Por tanto, en las obras sin proyecto, el coordinador de seguridad y salud en fase de ejecución no tiene competencias para valorar si la evaluación de riesgos es adecuada o no, dado que la gestión preventiva se ajusta al RD39/1997, pero sí su presencia/puesta en obra.

3. En la evaluación de riesgos se incuirá la Organización y Planificación de la gestión preventiva.

Como ha quedado bastante explícito que se aplica el RD39/1997, según su artículo 9: la planificación de la actividad preventiva, deberá de incluir los medios humanos y materiales así como recursos económicos para la consecución de los objetivos propuestos. Al tratarse de obras de contrrucción, es relativamente complejo realizar la evaluación del puesto de trabjo en la obra, por tanto, cada empresa deberá de realizar una evaluación  inicial basada en los oficios y actividades que éstos desarrollen, de manera que determinen las medidas preventivas que adoptarán para contrrolar los riesgos identificados. Además, estas medidas de prevención servirán para establecer los procedimientos de trabajo que la empresa aplicará en las obras.  En este caso, parece más lógico identificar el instrumento de esta gestión de la prevención como un plan de seguridad y salud tal y como establece el RD1627/97.

La Coordinación de actividades empresariales sentencia de Tribunal de Justicia de la Unión Europea sala quinta, establece la OBLIGATORIEDAD de nombrar un coordinador de seguridad y salud en fase de ejecución en cualquier tipo de obra en la que intervengan mas de una empresa, una empresa y un trabajador autónomo o varios trabajadores autónomos, con la independencia de que exista proyecto o no. Por tanto, este punto no tiene más que acatarse tal cual. No ha lugar a interpretaciones.

Algo interesante de apreciar en las obras sin proyecto es el hecho de que no se exige el libro de incidencias, ya que éste está determinado por el RD 1627/97 para obras con proyecto. No obstante, si es de aplicación el RD 171/2004 que desarrolla el articulo 24 de la ley 31/95 en materia de coordinación de actividades empresariales, por lo que los agentes participantes en la obra deberán de habilitar los procedimientos documentales precisos.

Resumen corto de las exigencias en obras sin proyecto.

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: